Noticias

30 Sep 2020

Miedo al contagio en la nueva normalidad: nueve de cada diez personas temen por sus familiares

Publicado en Enfermería, Medicina

Tras meses de convivencia con la COVID-19, la población española sigue viviendo con gran preocupación esta crisis sanitaria. Así lo reflejan los resultados de un sondeo realizado a más de 5.000 personas en toda España entre el 4 y 11 de agosto, donde el 93% de los participantes ha admitido tener miedo de que se contagie algún familiar por COVID-19. Sin embargo, sólo el 32% de la población consultada se coloca mascarilla cuando está con personas no convivientes (amigos y familiares).

Al inicio de la crisis, cuando en España se decretó el 14 de marzo el estado de alarma y las consiguientes medidas de confinamiento para la población, un grupo de investigadores de la Universidad Europea, de la Subdirección de Cuidados del Servicio Cántabro de Salud y del Área de Enfermería Respiratoria de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) en colaboración con la International Nursing Network (INN), pusieron en marcha un estudio para analizar la percepción del riesgo de contagio por la COVID-19 en nuestro entorno más cercano. El sondeo, llevado a cabo en tres CC.AA. (Comunidad de Madrid, Cantabria y Canarias), reveló que el 70% de las personas encuestadas tenía miedo al contagio en su entorno más cercano y cerca del 50% declaró que tenía temor o ansiedad a salir de casa y que solo lo hacía una vez por semana o cada quince días.

Este equipo de investigación, liderado por Ana María Recio Vivas y formado por David Peña Otero, José Miguel Mansilla Domínguez, Isabel Font Jiménez y David Díaz Pérez, han trabajado de nuevo de manera conjunta para dar respuesta y diseñar un nuevo cuestionario titulado “Percepción de riesgo de COVID-19, de la población española en la nueva normalidad”.

Meses después, los datos casi similares revelan que el miedo en la población española sigue intacto, reflejando que 74% de los participantes ha admitido tener miedo de contagiarse por COVID-19 en esta nueva etapa. En comparación con el inicio de la pandemia, un 13% de los encuestados manifiesta que la COVID-19 es menos peligrosa que entonces, frente al 14% que sí la considera más peligrosa.

Entre otros resultados preliminares, destaca una disminución en el cumplimiento de las normas y medidas propuestas por el Gobierno de España, como el uso de la mascarilla al salir del domicilio (84%), si bien sólo el 32% lo hace cuando está con personas no convivientes (amigos y familiares. Otros cambios llamativos son los relacionados con las rutinas de ocio nocturno.

También se ha observado que el 78% de los participantes ha realizado actividades de ocio fuera de su domicilio, declarando que el 58% cumplía siempre con las medidas preventivas de contagio, frente al 69% que ha admitido no cumplirlas correctamente en reuniones de familiares y de amigos o el 82%, que declara lo mismo en ocio nocturno. En esta nueva normalidad, la población española considera que los lugares de ocio son los de mayor riesgo (39%), seguido del transporte público (21%), las reuniones familiares (20%) y los bares y restaurantes (18%).