Noticias

13 Apr 2020

Más del 55% de los estudiantes de Enfermería se ofrecen voluntarios para luchar en los hospitales contra el COVID-19

Publicado en Enfermería

El pasado 19 de marzo la Conserjería de Sanidad de la Comunidad de Madrid lanzaba un comunicado ofreciendo a los estudiantes de los últimos cursos de Enfermería un contrato de auxilio para hacer frente a la falta de personal sanitario provocada por la crisis del COVID-19. En tan sólo unas horas, la Universidad Europea respondió al llamamiento, en concreto, sus estudiantes de 4º del Grado en Enfermería.

Un total de 44 estudiantes se ofrecieron voluntarios para esta tarea, del total de 79 que conforman el último curso de la titulación. “Nuestra estrategia fue centralizar las llamadas en la profesora coordinadora de prácticas y dirigir a cada estudiante para que se pusiera en contacto con la dirección enfermera del centro en el que estaba realizando las prácticas clínicas curriculares en el momento de la cancelación por el estado de alarma”, destaca Ana Giménez Maroto, directora de grados de Enfermería y Nutrición en la Universidad Europea.

Actualmente, los estudiantes se encuentran colaborando en seis hospitales de la región: Hospital Universitario de Getafe, Hospital Rey Juan Carlos, Hospital Universitario Fundación Alcorcón, Hospital Universitario de Fuenlabrada, Hospital Universitario Infanta Sofia y Fundación Jiménez Diaz.

Precisamente en el Hospital Universitario Infanta Sofía está la estudiante Beatriz Zamorano, de 4º de Enfermería, quien nos cuenta qué pensó al recibir la petición de ayuda: “Los hospitales lanzaron una llamada pidiendo ayuda a gritos y pensé que casi todos los que estamos en esta situación, podemos colaborar. Quitar carga era la primera necesidad que se buscaba en los centros”. Además, ha querido compartir este precioso testimonio:

“Hoy me siento eficaz, realizada y feliz. He visto morir a muchas personas estos últimos días, pero también he vivido cosas excepcionales por esta situación, y, poniendo una balanza y sintiendo mucho todas las pérdidas, mi balanza es positiva por haber hecho todo lo que ha estado en mis manos para que esta situación acabe pronto y de la mejor manera. Colaborar en salvar vidas, sin duda, es la mejor profesión del mundo”.